viernes, 3 de febrero de 2012

MODELAMOS CON PASTA DE SAL


La pasta de sal es una masa para modelar que es muy fácil de hacer, sólo necesitamos agua, sal, harina y un cuenco para mezclar todo. En clase hemos experimentado con ella. La receta que hemos utilizado es la siguiente.



Ésta es la receta básica, si queda demasiado líquida habrá que añadir más harina, hasta que se desprenda del cuenco y no se nos quede pegada en las manos. También se le puede añadir color a la masa con colorantes alimentarios, acuarela... o cola para que no se hagan grietas.
Es conveniente que la superficie sobre la que se vaya a modelar esté enharinada, así como las manos, para que no se pegotee.
Una vez hecha se mantiene varios días si la metemos en una caja hermética o en una bolsa de plástico en el frigorífico, pero al sacarla hay que volver a amasarla para que recupere la elasticidad y suavidad de antes.
Hace unas semanas hicimos esta pasta en clase, la manipulamos, experimentamos con ella,la olimos (algunos incluso la probaron) y modelamos libremente.

Luego sacamos unos moldes de las letras del abecedario y cada niñ@ hizo la inicial de su propio nombre con la pasta.

Lo ideal es cocer a temperatura muy baja lo que hemos modelado, pero como no disponemos de horno, lo dejamos secar varios días y luego lo pintamos. El resultado final ha sido unos colgantes que han lucido orgullosos y se han llevado a casa.


Seguiremos investigando con diferentes tipos de masas, se admiten sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada